Pasión por la Pizza

Las paredes hacen de este local una experiencia en sí misma, sin tener en cuenta la pizza. Verás mucha gente moderna, artistas sin dinero, recuerdos del cine, TV y muchos famosos (al menos en la pared). Aquí puedes comprar porciones o una pizza entera, que puedes compartir fácilmente entre dos o tres personas.  Puedes pedir un slice en la barra, donde te darán un plato con tu elección, que devorarás inmediatamente. Puedes pedir una pizza de serie con 4 quesos, una margarita o una española: todas tienen la corteza fina y crujiente, además de mucho queso. Además, lo mejor es la salsa de tomate, con el equilibrio perfecto. Puedes añadir muchos ingredientes variados, como Pepperoni, anchoas, crema o miel.